Tortugas de Aldabra

La tortuga de Aldabra es la segunda tortuga terrestre más grande que existe (tras la gigante de Galápagos). Actualmente está considerada como “vulnerable” según el catálogo de la UICN.

¿Dónde encontrarlo?

Se encuentran en el hábitat de Tortugas de Aldabra del Oceanogràfic.

La presencia de estos animales en el Oceanogràfic tiene un gran valor educativo, ya que quedan representados los tres tipos de “tortugas”: tortugas de tierra, galápagos y marinas.

¿Cómo son?

Puede medir más de 120 cm, llegando a pesar más de 250 kg.

Su piel es de color gris oscuro. La forma de su cabeza es redondeada y su cuello es largo para alcanzar las hojas de los arbustos y matorrales, ya que se trata de una especie herbívora.

La madurez sexual depende de su tamaño. Los machos son más grandes y pesados que las hembras, pudiendo llegar a duplicarlas en peso.

El periodo de apareamiento suele producirse entre febrero y mayo. Para la construcción de nidos aprovechan algunos huecos del terreno o excavan agujeros de 25 cm. Suelen poner entre 10 y 30 huevo del tamaño de una pelota de tenis. La incubación dura entre 120 y 130 días.

¿Cuál es su alimentación?

En el Ocenanogràfic se les pone comida una vez al día y, en ocasiones, si se les termina, se añade un poco más a la tarde. Al igual que otros reptiles, en verano tienen más apetito.
La dieta se basa en heno, hierbas de forrajeo recogidas del campo sin fumigar, verduras de hoja y zanahoria. También les dan de manera muy puntual (por la cantidad de proteína que contienen): pimiento, calabacín, tomate, y fruta.

¿Sabías qué?

Pueden beber a través de la nariz, gracias a un tabique cartilaginoso nasal que les permite absorber agua por esta vía. Se cree que esta adaptación se debe a que ciertas zonas en los bosques de mangle eran demasiado estrechas como para introducir la cabeza entera, lo que les impedía poder captar el agua.