Este fin de semana, un equipo de Fundación Oceanogràfic ha realizado la suelta de dos animales en el “Parc Natural de les llles Columbretes”. Hasta allí se han desplazado en la embarcación Casamar2, del Dxt Náutico de Castellón, realizando el trayecto de 56 km desde el puerto de Castellón hasta al parque natural.

Una tortuga boba y una raya violácea, son los animales que han acompañado a la tripulación hasta la isla La Foradada, donde, frente a la atenta mirada de buzos y el cuerpo de seguridad marítima, se han soltado al mar.

IMG_20160827_112151
La tortuga, numerada por el centro de recuperación Arca del Mar del Oceanogràfic como 270,
es una hembra de 20 kg, la cual es la segunda vez que se suelta, debido a la mala fortuna del animal, que ha sido pescado accidentalmente dos veces. Gracias a la rápida acción de los pescadores al llamar al 112, se ha permitido que en ambos casos, se activara correctamente la Red de Varamientos, constituida por Universidad de Valencia, Consellería d’Agricultura, Medi Ambient, Canvi Climàtic i Desenvolupament Rural y el Oceanogràfic de Valencia, los cuales se han hecho cargo de la recuperación del animal.

Afortunadamente ahora nada en el archipiélago protegido de las Columbretes, esperando que tenga mejor suerte que en el pasado.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La raya violácea fue encontrada en la playa de Oropesa, Castellón, el 19 de Julio. El animal estaba herido por un anzuelo, y pudo ser rescatada por personal de la Fundación Oceanogràfic, tras el aviso por parte de socorristas y bañistas al 112. Tras la llamada, se activó la Red de Varamientos, gracias a la cual el animal pudo ser transportado en una cuba con agua marina hasta el Oceanogràfic. Allí recibió tratamiento con antibiótico y los veterinarios le realizaron evaluaciones constantes para observar su evolución, que en todo momento fue favorable.
raya_anzuelo
La raya pelágica(Pteroplatytrygon violacea) recibe su nombre por su coloración corporal violeta y es una especie migratoria que se encuentra en casi todo el mundo. La mayor parte de su vida la pasan cerca de la superficie en mar abierto, por lo que la ubicación de la suelta en el Parc Natural de les Illes Columbretes, ha sido idónea para garantizar la supervivencia del animal.
Hasta allí se desplazó a bordo del CasaMar 2 de DXT Naútica, bajo la atenta mirada de personal de la Fundación Oceanogràfic y de ocho buzos profesionales. Todos ellos extremaron sus cuidados hasta el punto de la suelta, que compartió con la tortuga boba 270, que también se recuperó en el ARCA del MAR, y junto con la que nada tranquilamente en les Illes Columbretes.