Fotografía: J.Yaya
Fotografía: Oceanogràfic
Fotografía: J.Yaya
BelugasÁrtico

¿Dónde puedo encontrarlo?
ÁrticoOtros animales de este habitat:

Las belugas (Delphinapterusleucas) son mamíferos marinos pertenecientes al orden de los odontocetos, cetáceos dotados de dientes, que pueden llegar a medir 5 metros y pesar 1.500 kg.

Su nombre viene del ruso y quiere decir “blanco”, y dicho color les proporciona un correcto mimetismo entre los paisajes árticos.

También se las conoce como ‘ballenas blancas’, pero esta denominación no es del todo correcta ya que no son verdaderas ballenas. De hecho, las belugas están más emparentadas con los delfines y con los narvales que con las ballenas.

 

¿Dónde viven?

Las belugas viven en zonas árticas y los mares y costas adyacentes de América del Norte, Rusia y Groenlandia.

La mayoría de los grupos de belugas se mueven desde mar abierto a zonas costeras , en respuesta a la congelación de temporada y descongelación del hielo marino . Las belugas a menudo entran en ríos y estuarios , donde la temperatura del agua es más alta y la salinidad es menor que la del océano. Estas condiciones ambientales desencadenan una muda de las capas superiores de la piel de una beluga .

¿Se desplazan en grupo?

Suelen moverse en grupos no muy numerosos de 5 a 20 individuos, aunque es posible que se concentren más de un millar en los estuarios y ríos para alimentarse en verano. No temen a las aguas poco profundas y si varan, se limitan a esperar a que suba la marea.  Nadan con lentitud y pasan mucho tiempo cerca de la superficie. Se desplazan con un movimiento ondulante suave. Hacen inmersiones cortas y de poca profundidad, aunque se han rastreado por radio a belugas que se han sumergido hasta 300 metros de profundidad.

¿De qué se alimentan?

Tienen una dieta variada a base de pescado como el capellán, salmón joven, bacalao , arenque y lenguado; moluscos, crustáceos y cefalópodos. Para la búsqueda de comida exploran la parte inferior del hielo marino, en el fondo del océano y a través de la columna de agua. Pueden sumergirse profundamente para hallar alimento, de hecho de han registrado inmersiones que alcanzan los 1.000 metros.

¿Cómo encuentran la comida?

Empleando la ecolocalización. Ésta consiste en la emisión de ultrasonidos dirigidos desde su melón hacia un objeto o animal determinado. Al chocar con dicho objeto, los sonidos se reflejan en forma de eco y son recogidos por su mandíbula inferior. El sonido se transmite hasta el oído interno, donde se envía la información al cerebro, y éste construye una imagen casi perfecta de la silueta del objeto y de la distancia a la que se encuentra.

¿Nacen blancas?

No. Al nacer son de color marrón o gris azulado, y con la edad van adquiriendo un color cada vez mas claro hasta llegar a ser blancas cuando alcanzan una edad de entre 7 a 9 años.

 

¿Cómo se reproducen?

Las hembras alcanzan la madurez sexual hacia los cinco años y los machos a los ocho o nueve años. Se reproducen aproximadamente cada tres años, con un período de gestación de catorce meses y una lactancia de veinte meses, midiendo en el momento del nacimiento alrededor 1,5 metros.

¿Cómo se comunican?

Utilizan sonidos de alta frecuencia para su comunicación, siendo éstos tan agudos como los de algunas aves, por lo que las belugas son conocidos también como “canarios de mar”. No poseen cuerdas vocales para emitir los sonidos, por lo que emplean el aire en movimiento entre los sacos nasales en la región del espiráculo para emitirlos.

Tienen un completo repertorio de hasta once tipos de gorjeos, gorgoritos, chasquidos, chillidos y ‘risas’ que pueden ser oídos dentro y fuera del agua, e incluso a través del casco de los barcos.

¿Por qué no tienen aleta dorsal?

Un dato curioso de las belugas, es la ausencia de aleta dorsal como adaptación al ecosistema en el que viven: el océano Glacial Ártico (polo norte). Si tuvieran aleta dorsal, ésta les molestaría al nadar bajo las placas de hielo. En su lugar, poseen una giba o joroba (vestigio de la aleta dorsal) que utilizan para romper el hielo cuando no tiene mucho grosor, y así poder asomar el espiráculo a la superficie y respirar.

¿Tienen depredadores?

Tanto osos polares como orcas, son depredadores naturales de estos animales.

Además, otros efectos como la contaminación de las aguas con vertidos tóxicos, la contaminación acústica por parte de las embarcaciones, y algunos patógenos, resultan graves amenazas para la supervivencia de estos animales.

¿Están en peligro?

Las belugas están incluidas en la clasificación CITES desde 1973 como especie amenazada.

En 2008 fue incluida en la “Lista Roja” de la UICN como especie casi amenazada, y permanece como tal en dicha clasificación.

 

¿Sabías que…?

– Poseen una gruesa capa de grasa que corresponde al 40% de su peso corporal.

– Eran cazadas para emplear el aceite de su melón como lubricante para relojes

– Pueden llegar a alcanzar velocidades de 22 km/h.

– Pueden resistir bajo del agua hasta 15 minutos y recorrer en ese tiempo de dos a tres km de distancia.

-Poseen de 8 a 11 pares de dientes en su mandíbula superior y de 8 a 9 pares en la inferior.

– Tienen las vértebras cervicales por fusionar, lo que les confiere una   flexibilidad y expresividad características.

– Pueden alcanzar 80 años de edad.

Compartir esto