En el Oceanogràfic de la Ciutat de les Arts i les Ciències  estamos de enhorabuena porque

Kylu acaba de cumplir dos meses. La cría de beluga, hijo de las dos únicas belugas en Europa, Yulka y Kairo, crece día a día.

El 15 de noviembre a las 16 h, tras 502 días de embarazo, Yulka, la hembra de 20 años del Oceanogràfic, dio a luz al pequeño Kylu. Este tuvo un peso de 74 kg y midió 160 cm. Como todo nuevo componente de la familia, enseguida despertó el cariño de entrenadores, veterinarios y demás profesionales, los que se han volcado incondicionalmente en su crianza.

beluga_oceanogràfic_2

Kylu se alimenta cada dos horas, por ello sus cuidadores preparan una papilla a base de leche especial para mamíferos marinos: pescado triturado, aceite de pescado, nata y complejos vitamínicos, que le suministran con un sistema diseñado por los propios trabajadores. Este régimen alimenticio es intenso y requiere de la cooperación, tanto de veterinarios, como de cuidadores, investigadores y observadores, los cuales realizan turnos de vigilancia las 24 horas. Gracias a esto, Kylu está creciendo rápidamente, ganando de media 1kg por día.

kylu_comiendo_oceanografic

El juego forma parte del aprendizaje diario  de la cría, ya que mediante las caricias y la relación, la cría se va vinculando a sus cuidadores y se  acostumbra al contacto, facilitando así su revisión diaria.

Tanto la gestación como el parto y el crecimiento diario de la cría, proporcionan una oportunidad única de conocer más sobre la vida, la fisiología y el comportamiento de estos increíbles cetáceos.

beluga_oceanogràfic_5

El nacimiento y supervivencia  de Kylu ha supuesto un éxito a nivel biológico y  estamos tremendamente orgullosos de ello.  Este logro ha sido posible gracias al equipo humano, las avanzadas infraestructuras de las que dispone este centro así como el apoyo recibido desde otros socios y colaboradores como el Acuario de Vancouver en Canadá y SeaWorld en USA.   Una vez más, nuestros profesionales han dedicado incansablemente todos sus esfuerzos por sacar adelante a la cría, enseñarle los comportamientos para sus cuidados básicos y reforzar la relación materno filial, asentando así la filosofía fundamental de cualquier institución moderna, de proporcionar los mejores cuidados y los mayores estándares de bienestar a todos los animales que aquí nos acompaña