• Escolares del colegio de educación especial Raquel Payà, del Centre Ocupacional de La Xara y residentes de la Residència Santa Llúcia han despedido al mar a los tres animales

 

Más de un centenar de personas de la residencia Santa Llúcia, del Centre Ocupacional de La Xara y escolares del colegio de educación especial Raquel Payà de Dénia han sido los protagonistas en el día Mundial de los Océanos que se conmemora cada 8 de junio.

Una jornada matinal en la playa de el Rasel del municipio alicantino donde han asistido a una jornada de sensibilización y concienciación sobre el grave problema que sufren mares y océanos y que ha contado también con la presencia de Maite Pérez Conejero, concejala de Transición Ecológica del Ayuntamiento de Dénia.

Al inicio del acto, el equipo de la Fundación Oceanogràfic ha realizado una charla de sensibilización y concienciación a los asistentes en la que han explicado los graves problemas que sufren los mares y océanos a causa, principalmente, de la acción humana y han compartido, además, una serie de prácticas de protección y respeto por el medio ambiente marino.

 

 

Tres historias de superación

Durante la jornada, se han soltado tres tortugas marinas recuperadas en el Arca del Mar de la Fundación Oceanogràfic. La número 673, una hembra de 3,4 kilos, ingresó a principios de abril procedente de Peñiscola, donde fue capturada accidentalmente por una embarcación de arrastre.

La segunda tortuga, la número 679 de 8 kilos y también hembra, llegó al “hospital de tortugas” con embolia gaseosa gracias a la colaboración de los pescadores de València, que llamaron al 112 y activaron la Red de Varamientos de la Comunitat Valenciana.

La última tortuga, la número 680 y de 3,8 kilos, fue encontrada en la superficie por una embarcación deportiva en Oropesa del Mar y, tras recuperarse en el Oceanogràfic, ha vuelto también al mar.