• Sus Majestades de Oriente, con trajes de buzo, han saludado desde las aguas del gran acuario durante un acto protagonizado por un cartero real y dos pajes

Más de cien niños, hijos de empleados, se han reunido esta mañana en el Oceanogràfic de València para recoger sus regalos de Reyes Magos en el Auditorio Mar Rojo, donde han disfrutado de un divertido acto protagonizado por un cartero real y dos pajes. Tras leer varias cartas y felicitar al pequeño Kylu, el bebe beluga, por su primer año, los tres magos han saludado desde dentro del acuario y han dejado regalos para los asistentes.

La representación, seguida con gran emoción por el público infantil, ha dado comienzo con la aparición en escena de un despistado cartero real y dos pajes. Debido a un fallo del GPS los enviados especiales de los Reyes Magos han llegado al acuario más grande de Europa, por lo que sus majestades han tenido que desviarse de su ruta y acudir también al Oceanogràfic. Tras el caos y la intriga de los más pequeños, el cartero ha leído algunas cartas de los asistentes y, también, la de Kylu.

Con una audiencia muy entregada y emocionada, los Reyes Magos han sorprendido a los asistentes al aparecer sumergidos y con trajes de buzo dentro del acuario del auditorio. Después de saludar a los niños y felicitar a Kylu por su aniversario, han dejado regalos para todos.

Más de 100 niños reciben a los Reyes Magos en el Oceanogràfic