Fotografía: R.Blanquer
Fotografía: R.Blanquer
Fotografía: R.Blanquer
MorsasÁrtico

¿Dónde puedo encontrarlo?
ÁrticoOtros animales de este habitat:

Las morsas son animales gregarios, que habitan en las aguas frías del Océno Glacial Ártico. Su aspecto es similar al de las focas aunque pueden llegar a alcanzar dimensiones impresionantes.

De hecho se trata del grupo de pinnípedos de mayor tamaño, después del macho del elefante marino (Mirounga sp). El peso medio de un macho adulta oscila entre los 1200-1500 kg y los 320 cm de longitud, mientras que en hembras es de 600-850 kg y 270 cm.

¿Para qué tienen colmillos?

Su característica más llamativa es la presencia de dos grandes colmillos (arqueados en los machos) de hasta 90 cm de longitud y que aparecen a partir del año de edad tanto en machos como en hembras.

Estos colmillos les sirven para anclarse en el hielo cuando tienen que salir del agua y también para desplazarse sobre el hielo. Entre los machos también tienen una función de distintivo sexual. Los  emplean para luchar entre ellos con el fin de conseguir el mejor harén de hembras.

¿Cómo es su piel?

Su piel, de unos 2 a 4 cm, se encuentra recubierta de cortos pelos excepto en algunas zonas. Un rasgo distintivo de los machos, son los numerosos tubérculos fibrosos de hasta 1 cm de espesor que aparecen en la zona de la nuca de los individuos adultos.

¿Por qué cambian de color?

Un hecho curioso es el cambio de coloración de la piel de estos individuos. Cuando la morsa sale del agua tiene un color pálido-morado debido a las bajas temperaturas a las que ha estado sometida, mientras que cuando se encuentran en la superficie secas y calientes, adquieren un color marrón-rosado producido por la dilatación de los vasos sanguineos de la piel para maximizar la cantidad de calor que pueden absorver al estar al sol.

¿Cómo viven?

Se unen en manada para defenderse de uno de sus pocos depredadores, el oso polar (Ursus maritimus) llegando a formar grupos de 100 a 1000 individuos.

¿De qué se alimentan?

Su alimentación se compone basicamente de crustáceos y moluscos que encuentran bajo el agua y que detectan gracias a sus sensibles vibrisas (bigotes alrededor del hocico). Después de haber detectado el alimento enterrado bajo la arena (a no más de 100 metros de profundidad) las morsas lo desentierran inyectando  agua a presión con su boca sobre el fondo.

Cuando han desentarrado su alimento, si su cuerpo es blando, lo engullen directamente, y si son moluscos con concha las sostienen entre los labios y absorven su interior succionando.

¿Cómo es su reproducción?

Las hembras alcanzan la madurez sexual a los 7 años.

La gestación en estos pinnípedos tiene una duración de 15 meses, incluyendo de 4 a 5 meses de implantación retardada (como sucede en el resto de los pinnípedos), es decir que la hembra puede guardar el óvulo fecundado varios meses antes de que este se implante en el útero. Después de este periodo nacerá una pequeña  morsa de 50 – 60 kg  y 120 cm entre Junio y Julio.

 

¿Sabías qué?

La piel, la grasa y los colmillos de estos animales han sido utilizados desde hace muchos años por los inuit y otros pueblos del ártico de una manera sostenible.

Desde que en el S XVI se intensificó la explotación del marfil hasta bien entrado el S XX estos animales se están viendo seriamente amanezados por el poderoso comercio de marfil a nivel mundial después de haber acabado practicamente con todo el proviniente de los elefantes africanos.

Compartir esto