Morsas

Las morsas son animales gregarios que habitan las aguas frías del océano Glacial Ártico. Su aspecto es similar al de las focas, aunque pueden llegar a alcanzar dimensiones impresionantes.

¿Dónde encontrarlo?

Las morsas habitan en la instalación del Ártico del Oceanogràfic.

Generalidades

Son el grupo de pinnípedos de mayor tamaño, después del macho del elefante marino (Mirounga sp). Un macho adulto de morsa alcanza entre 1.200 y 1.500 kilogramos y los 3,2 metros de longitud, mientras que las hembras adultas pesan de 600 a 850 kilogramos y miden unos 2,7 metros.

Son característicos sus llamativos colmillos, que asoman al primer año de edad y que llegan a medir 90 centímetros. Con estos colmillos, las morsas se anclan para salir del agua o desplazarse por el hielo. Los machos también los emplean como distintivo sexual y como arma para conquistar el mejor harén de hembras.

Salvo en algunas zonas, su piel, de dos a cuatro centímetros de grosor, está recubierta de pelo. En la nuca de los machos adultos aparecen tubérculos fibrosos de un centímetro de espesor.

Es curioso el cambio de coloración de las morsas: cuando están en el agua, su color es morado pálido, debido a las bajas temperaturas, pero cuando están secas y calientes, en la superficie, adquieren un color rosado, producido por la dilatación de los vasos sanguíneos de la piel.

¿Sabías qué?

Cuando salen a dormir, lo hacen en suelo firme (playa, rocas o hielo) y se acurrucan unas con otras permaneciendo muy juntas.